En español

Mayor

Indya Kincannon
mayor@knoxvilletn.gov
(865) 215-2040

400 Main St., Room 691
Knoxville, TN 37902

  • Share on Facebook
  • Share on Twitter
  • Share via Email
Discurso en la Inauguración de la Alcaldesa Indya Kincannon

Teatro Bijou, 21 de diciembre de 2019


Gracias a todos por estar aquí. Su presencia es para mí un gran honor y estoy agradecida por el increíble privilegio de servir como su próxima alcaldesa de Knoxville. 

Alcaldesa Rogero: Gracias por todo lo que ha hecho por nuestra ciudad. Para mí, usted es un modelo y una inspiración. Usted elevó las voces de tantas personas y llevó a nuestra ciudad a nuevos horizontes. 

Entre todos sus logros, quizá el más significativo para mí, mis hijas y todas las mujeres de nuestra comunidad, es que usted nos ha demostrado que las mujeres pueden ser magníficas líderes. ¡Gracias por haber roto el techo de cristal en Tennessee! 

Pensé que tener esta ceremonia aquí con el Teatro Bijou sería muy apropiado, este ha sido un lugar de encuentro de varias generaciones de knoxvilianos. 

Siempre que estoy aquí, especialmente en este escenario, me asombro de la labor de las manos hábiles que lo construyeron hace más de 100 años y las de los que lo han restaurado con tanto cariño. 

Gracias al teatro Bijou por acogernos el día de hoy. 

Quiero agradecer a los funcionarios electos, tanto los actuales como los anteriores, que se encuentran aquí hoy. Desde los que sirven en la Junta Escolar hasta el Gobernador, todos somos parte de una democracia de representación que es la grandeza de nuestra nación. Y para que conste en acta, ¡en mi opinión, la Junta Escolar es el trabajo más difícil que pueda tener un funcionario electo!

Quiero darles las gracias especialmente a todos los que han creído en mí durante esta campaña y me empujaron en los momentos inevitables en los que el éxito parecía inalcanzable. 

En particular, a mi marido Ben, nuestras hijas Dahlia y Georgia, mi hermana Alex y toda mi familia reunida hoy aquí: Gracias por acompañarme en cada paso del camino. Estoy encantada de tenerlos a todos conmigo en el inicio de este trayecto. 

Quiero agradecer a mis padres, Louis y Claire Kincannon, por todo el apoyo que me han brindado. Incluso sin poder estar aquí hoy, están conmigo en espíritu. Mi madre está viéndome por la transmisión directa por Internet: ¡Hola, mamá!

Mi madre me enseñó a practicar deportes y a ser espectadora, ¡y que las mujeres también pueden ser jefas! Mi difunto padre comenzó trabajando en un puesto bajo en la Oficina del Censo y cuatro décadas después llegó a ser director. De mi padre aprendí que el servicio público es un trabajo importante que puede mejorar la vida de la gente. 

También quiero dar reconocimiento a mis oponentes, en particular a Marshall Stair y Eddie Mannis, y agradecerles por una campaña de la que Knoxville puede estar orgullosa, una campaña con mucho civismo basada en ideas y visión, en lugar de en personalidades. 

Nuestro país puede parecer dividido estos días, pero en Knoxville encontramos una base común y trabajamos juntos para solucionar nuestros retos.

Y hoy estoy aquí como alcaldesa de TODOS los knoxvilianos, sin importar por quién votaron, y ni si votaron o no. Yo escucharé y serviré a TODAS las personas de nuestra gran ciudad.

Somos vecinos. Caminamos en las mismas aceras, usamos los mismos parques, compramos en las mismas tiendas, y soñamos con una ciudad vibrante incluso si cada uno prefiere diferentes formas de llegar a la meta. 

Debemos escucharnos unos a otros.

Al emprender esta gran conversación cívica, cada uno de nosotros aporta nuestras experiencias y las historias personales que forjan nuestra relación con el gobierno y nuestra visión de Knoxville.

Durante la campaña, he tenido el privilegio de escuchar muchas narrativas, las historias únicas de las personas de todo Knoxville. 

Escuché a los líderes de los vecindarios que me pidieron que abordara los retos que enfrentan sus comunidades: desde calmar el tráfico hasta la violencia armada.

Escuché a los dueños de negocios pequeños que ven la oportunidad de desatar el espíritu emprendedor cuando se reducen las trabas gubernamentales. 

Escuché a los jóvenes, deseosos de forjarse un lugar en el futuro de nuestra ciudad y conquistar nuevas oportunidades. 

Escuché a aquellos que son vecinos nuevos en Knoxville y nuevos en nuestro país, como mi amigo Yassin, quienes quieren sentirse bienvenidos al iniciar su nueva vida en nuestra ciudad.

Escuché a los residentes desde antiguo, que trabajan duro todos los días, pero se preguntan si algún día podrán costear el residir en Knoxville a medida que nuestra ciudad crece y evoluciona. 

Escuché a los urbanistas que están listos para revivir los lotes vacantes, pero nos piden que haya reglas y procedimientos claros que respeten los riesgos que ellos tomen.

Escuché a los que reconocen la crisis climática y nos urgen a responder con valentía y con urgencia. 

Escuché a los artistas y artesanos cuyo espíritu creador hace de Knoxville un lugar único. 

Escuché a la gente de cada vecindario, propietarios de viviendas e inquilinos, quienes quieren buenos trabajos, vecindarios seguros y un ambiente saludable en el que vivir y criar sus familias.

Algunas veces estas narrativas se complementan, pero a menudo, no lo hacen. De lo que estoy segura es de que se toman mejores decisiones cuando demostramos respeto por todas las perspectivas. Como alcaldesa, continuaré escuchando, y confío en entender mejor las experiencias de todos a quienes servimos.

Mi agradecimiento a quienes se han unido a este esfuerzo en el Concejo, y estoy deseando trabajar con todos los nuevos y antiguos concejales. 

Cada uno de ustedes ofrece un punto de vista único que enriquece nuestras conversaciones y hacen nuestras decisiones más colaborativas.

Cuando discrepemos, espero que recordemos que nuestra diversidad de opinión refleja la diversidad de nuestros residentes. 

Déjenos gobernar respetándonos unos a otros y en reconocimiento de nuestra meta común de servir para que la gente de Knoxville florezca. 

Por supuesto, nuestro trabajo no se limita a escucharnos unos a otros y a nuestros constituyentes. Nuestro trabajo también es liderar. 

Se puede liderar de muchas formas, empezando por las bases. Se elige a los alcaldes para asegurarnos de que se haga el trabajo esencial del gobierno

Debemos asegurar la seguridad y protección de la gente.

Debemos ser prudentes y manejar inteligentemente los fondos y espacios públicos.

Debemos controlar la infraestructura de forma que las familias y negocios puedan funcionar y prosperar. 

El liderazgo significa encontrar el terreno común cuando hay un conflicto. Nuestras resoluciones deben ser justas y transparentes. 

Sin embargo, ser líder es más que arbitrar. El liderazgo conlleva tener una visión. Es ser brújula para un futuro mejor y ensanchar el camino de forma que todos puedan caminar contigo. 

Como residente de Knoxville y especialmente como la nueva alcaldesa, yo me paro aquí hoy con una gratitud inmensa por la visión y liderazgo de mis predecesores. 

El alcalde Tyree, el alcalde Ashee, el alcalde y gobernador Haslam, el alcalde Brown y claro, la alcaldesa Rogero. Me honran con su presencia aquí, en este momento en que acepto la antorcha de liderazgo que cada uno de ustedes han sostenido. 

Gracias a su liderazgo, Knoxville ya no es una ciudad sin confianza. Ya no tiene nada que envidiar a otras ciudades, en su lugar, celebramos una identidad propia y nos construimos un futuro cimentado en la autenticidad, un futuro que refleja el ideal de lo que podemos ser y podemos hacer trabajando juntos.

Knoxville ha florecido y hemos reinventado nuestra “Scruffy City” (un apodo de Knoxville). 

A través de su liderazgo, hemos duplicado nuestro compromiso a la diversidad, la inclusión, la igualdad de derechos y a brindar apoyo a los que son menos afortunados. 

La alcaldesa Rogero, en particular, se aseguró de que nuestra visión fuera respetuosa y protectora del medioambiente. Ella fue un paladín de la tierra salvaje urbana e integró una ética de sostenibilidad en todas sus decisiones. 

El progreso que hemos hecho es tangible. Se puede ver, se puede sentir. 

Y aun así, nuestro éxito en algunas áreas, a veces solo ha servido para agudizar el contraste entre el trabajo que hemos hecho y el trabajo que nos queda por hacer. 

Algunas personas en nuestra comunidad todavía están esperando que les toque el turno. 

Incluso ahora que economía está fuerte, muchas personas batallan para encontrar carreras laborales estables y no pueden costear viviendas decentes. 

Y todo esto al tiempo que las presiones del cambio climático, la pobreza y la política polarizada aumentan las tensiones mientras que se incrementa la urgencia de tomar acción. 

Mi visión para Knoxville es una ciudad en la lo más importante siempre serán las personas. 

A la hora de invertir nuestro tiempo, dinero y talento, lo haremos de forma que se beneficien las personas que viven aquí. 

En el futuro, veo una comunidad empoderada, una comunidad en la que todas las personas, sin importar su código postal, tengan avenidas claras para darnos información y ejercer influencia sobre nuestras decisiones. 

Como su alcaldesa, me propongo escuchar siempre a todos abriendo el corazón y la mente, y estoy abierta a un proceso en el que haya más colaboración en la toma de decisiones en todos los niveles del gobierno. 

Veo una comunidad en la que todas las familias tienen oportunidades, la oportunidad de encontrar un trabajo satisfactorio, de permitirse tener una vivienda e invertir en el futuro de sus hijos.
 
Como su alcaldesa, trabajaré para fortalecer las diferentes carreras, fomentar la creación de negocios y acoger estrategias innovadoras para invertir en nuestros ciudadanos. Buscaremos una economía más equitativa para el bien de todos. 

Veo una comunidad sostenible, en la que las personas y el medioambiente gocen de salud y protección contra los peores efectos del cambio climático.

Como su alcaldesa, estableceré alianzas para emprender medidas audaces e innovadoras para proteger el medioambiente natural, promover la resiliencia y mejorar la calidad de vida para nuestra generación y las generaciones que siguen. Knoxville va a liderar con el ejemplo.

El camino que tenemos por delante no será siempre fácil. No será rápido. Va a exigir que trabajemos todos y caminemos juntos, como vecinos y colegas. 

Demos la bienvenida en este camino a aquellos que llegan a nosotros buscando una nueva vida y nuevas oportunidades. Tendamos la mano a los que se han quedado afuera o van rezagados. Conozcámonos de nombre, a medida que caminamos en unas mismas calles.

Gracias por darme la oportunidad de liderar Knoxville ahora que emprendemos el vuelo en esta nueva escala de nuestro viaje juntos.
 
A principios de este mes estuve en Boston para asistir a un seminario para alcaldes nuevos. Fuimos de visita a la Biblioteca Presidencial de John F. Kennedy y les voy a compartir una cita de su discurso de toma de posesión que me inspiró mucho, ahora que tomo la antorcha de la alcaldía.

Todo esto no se terminará en los primeros cien días.

Tampoco se terminará en los primeros mil días, 

Ni durante el mando de esta Administración, 

Ni quizás en el lapso de nuestro tiempo de vida en este planeta.

Pero, ahora es la hora de comenzar. 

  

Comencemos.


Gracias.


Indya Kincannon


Traducido por Coral Getino.